17/3/15

#Paz-ciencia



#Paz-ciencia.

Es posible que si en la R.A.E. leen este post se tiren de los pelos al ver la acepción que me acabo de inventar de la palabra PACIENCIA  .
Así pues pido disculpas ahora mismo, por lo que pudiera pasar cuando sigan leyendo.


Paciencia: la ciencia de la paz. 

El arte de vivir se puede aprender practicando la Paz-ciencia. 
Te cuento lo que he descubierto hasta el momento sobre el tema :)
Vivencias muy diferentes me han llevado a estas pequeñas certezas provisionales, personales, y que ahora son las que son.


  • Practicar la Paz-ciencia es actuar como si no hubiera pasado ni futuro.  Imaginar que sólo hay el momento presente (realmente es lo único que hay, lo creamos o no) y ser conscientes de que hemos inventado la línea temporal pasado-presente-futuro para organizarnos en lo cotidiano. Pero si quieres practicar paciencia, se te pide que recuerdes que sólo hay #Ahora. 
  • Partir de esto para hablar de paciencia puede parecerte algo contradictorio, porque una de las acepciones de la paciencia está vinculado al tiempo, a la acción de #esperar. Este es un verbo que lleva implícito el concepto de #tiempo. Es una acción que se apoya en el presente y se proyecta hacia un futuro, dentro de un ratito, un "segundito", un día, un año, veinte.
Esperar abarca muchas situaciones...
...que crezca una semilla que has plantado
...que llegue el autobús
...que alguien te llame
...que alguien te trate como tú crees que mereces (por ejemplo que tu vecino baje el volumen de su fiesta y te deje dormir)
...que alguien "lea" (doble check azul) tu mensaje de chat
...que te paguen lo que te deben
...esperar...
...tu oportunidad
...a la persona adecuada
...a la persona ideal, (esta creo que nunca llega ji, ji, y menos mal... )
...a que alguien agradezca lo que has hecho
...a que alguien comience la conversación que tú no te atreves a tocar
Esperas también...
...que te perdonen
...poder perdonar
...un ataque
...un beso
...a esa persona que añoras tanto
...al que nunca más volverá porque ya no vive nada más que en tu memoria
...que alguien vea en ti lo que a ti mismo te cuesta reconocer en ti 


  • Cuanto más me centré en #esperar que cosas como las de arriba llegasen a ocurrir, menos paz hubo en mí, y mucho menos hubo "ciencia". No aprendí, me frustré cuando no me pagaban, no me reconocían, los muertos no volvían, nadie me besaba...
  • Me dije, -"aquí tiene que haber algo más". La #paciencia no puede ser sentarse en un banco a concentrarse en que-pase-lo-que-quiero-que-pase. Casi sin respirar, mirar el teléfono y ver que no te llaman, o encogida conteniendo la rabia esperar ese reconocimiento que no llega. No, la paciencia no es estar así, sufriendo.
  • Practicar la paciencia significa respirar en el momento presente, darte cuenta de que no te llaman, así que respirando te mueves, te estiras y pasas a otra cosa, te ocupas de tu vida, escuchas a tu cuerpo y te mantienes fiel a tu compromiso contigo, con otras personas, sigues viviendo momento a momento. ... En esas puede ser que sí, que te llamen. O puede que no, que no lo hagan. 
  • Pero la paciencia te ha dado la perspectiva de que hay más cosas importantes alrededor que también configuran tu existencia. 
  • Y la paciencia, ya que te desenfoca del futuro, y te centra en el presente, te lleva a ser consciente de lo que pasa realmente en ti, y en la situación. Quizá así podrías darte lo que necesitas, algo que hoy en día a menudo se espera que nos den los demás. Me refiero sobre todo a Amor, cariño, comprensión y aceptación de quienes somos y de nuestros estados cambiantes. 

Más fotos mías en Instagram
  • Ser paciente hoy para mí significa estar atenta a lo que me va sucediendo. Atenta y lo más serena posible, y eso se consigue atendiendo al #ahora. 
  • Significa ser consciente de mis deseos, proyectos, planificaciones, y aún así, en lugar de angustiarme con lo que no sucede aún, atender a lo que pasa en cada momento, porque sé que si resuelvo ese momento presente, llega el siguiente, y el siguiente, en un continuo indivisible de acción
  • La paciencia practicada así, me lleva a una comprensión más honda de mí y del misterio que es vivir.  Yo intuyo que vivir en esta práctica nos lleva a un estado de paz interior, una habilidad para  equilibrarnos con cada golpe de viento que nos da la Vida en la cara, cuando quiere decirnos "¡despierta! Date cuenta de lo que pasa, deja de soñar con lo que debería pasar, y muévete."
(continuará, pero no prometo cuando)

Dedico este post a F. Una persona con paz y ciencia, más de la que cree.
Gracias por tu amistad.

2 comentarios:

abducere dijo...

Hola Cris,
muy interesante tu articulo. Comparto lo que dices sin embargo me apetece añadir una polaridad sobre la paciencia, para que el grupo experimental del método paz-científico tenga tambien su grupo de control :)

Personalmente es algo que me ha permitido ver de manera màs clara lo que es mi paciencia. Por un lado es "la vertud de los fuertes" por otro es "una forma menor de desesperacion". .

Lo mismo vale por la calma que es algo que "llega siempre después de la tempestad" y que puede ser tambien "una viene è una cobardía del alma".


Cristina Abellán Pérez dijo...

Polaridad añadida, Gilberto, me alegra mucho leerte :)

La virtud de los fuertes<--------------->Una forma menor de desesperación
Curioso el matiz que propones. Los dos polos formarían parte de la paciencia ...
Hay días que me siento con más fuerza para mantenerme paciente y vivir el momento tal cual es.
Y hay días en que aunque me sienta más frágil, mantengo la paciencia en los niveles en los que aún podemos llamarla así, "paz...ciencia", justo antes de desesperarme..

Gracias.
Siempre sumas tu visión y es interesante.